Isabel Acera      
Psicóloga y Coach ejecutiva y personal

  Si puedes soñarlo, puedes hacerlo.

Blog

¿Nos atrevemos a soñar?

Publicado el 20 Ee enero Ee 2015 a las 10:45

¿NOS ATREVEMOS A SOÑAR?


Muchas veces, durante nuestra vida, sentimos que no hacemos las cosas como quisiéramos o nos gustaría cambiar algún aspecto y nunca damos el paso. Por ejemplo, estás estudiando una carrerra que resultó ser elección de lo que debo hacer, pero no de lo que me apasiona y no me siento a gusto realizándola. O puede que cada día te levantes a trabajar, pero sin ninguna motivación hacia tu trabajo. Piensas: "me gustaría trabajar de..., pero no puedo dejar mi trabajo". ¿Seguro que no puedes? 

Tenemos unas creencias de lo que se debe o no hacer, que nos limitan y no nos movemos de ese punto en el que estamos. Unas creencias son adquiridas con los años, desde pequeños. Y en nuestro presente están muy ancladas y nos influyen en nuestras decisiones de cada día. No nos suelen enseñar a creer en nosotros mismos ni a tener claro lo que queremos. Y esto último, no es nada malo, ni es de ser prepotentes, que es lo que a veces pensamos de las personas que sí actúan así (que creen en ellos mismos y saben perfectamente lo que quieren). Esto nos ayuda a soñar en lo que queremos y nos da un empujón a ponernos en marcha para conseguirlo. Pero hay que tener en cuenta un aspecto importante de porqué la mayoría de personas no lo hacen, que es en lo que hoy quiero profundizar, que es el salir de nuestra zona de confort.




Ésta es la zona dónde nos movemos normalmente, dónde están las cosas conocidas, agradables o no, dónde nos sentimos cómodos, es lo que conoces. Por ejemplo, tus hábitos, tus rutinas, tus habilidades, conocimientos, actitudes y comportamientos, son también parte de tu zona de confort.

Al rededor de ésta, estaría tu zona de aprendizaje. Aquí sales y amplías tus conocimientos, tu visión del mundo; como por ejemplo cuando viajas a otros países desconocidos para ti. En esta zona observas, comparas, incluso experimentas cosas nuevas. Decir que, hay gente que les encanta estar en esta zona, para aumentar sus aprendizajes y vivencias. Aunque también los hay que no se sienten cómodos y se asustan. De ahí que se queden en su zona de confort.




Más allá de tu zona de aprendizaje, está la llamada zona de pánico o de no experiencia. A esta zona habrá personas que te aconsejen no ir: ¿y si te sale mal?, no sabes lo que hay ahí fuera, ¡puede ser terrible! Pero...¿y si no es así? ¿Y si...sí sale bien? Y nos preguntamos: ¿debemos salir? Yo, te digo. Te animo a hacerlo. Es la zona de grandes retos y de cosas que antes no habías hecho. De posibles soluciones a situaciones de dificultad que tengas o a situaciones paralizadas des de hace mucho tiempo sin saber salir de ellas, porque siempre recurres a las mismas cosas. Y te lo digo por propia experiencia...a todos nos ha pasado (y nos pasa). ¿Qué puede pasar si sales y pruebas una cosa nueva? Pues nada negativo. Puede salir bien, y eso es perfecto. O puede no salir, pero de eso se aprende y te lleva a probar otras cosas, hasta que sí salga bien. Entonces, ambos resultados son buenos. Además, tranquilo/a, si sales, siempre puedes volver. Lo único que pasará es que harás un poco más extensa tu zona de confort y aprendizaje. ¡Y esto es genial! No pierdes nada, añades.

No debes tener miedo a perder lo que tienes o lo que eres. Eso no pasará.




 Es normal que los miedos surjan en esos momentos (miedo a fallar, a hacer el rídiculo, al que dirán y/o pensarán de ti, a no estar preparado...). Si gestionas bien tus miedos, buscas y encuentras bien tu motivación y aumentas tu autoestima (porque tú puedes hacerlo, y que nadie te diga lo contrario), conseguirás lo que te propongas. Y para ello tendrás que pasar a la acción, saliendo de tu zona de confort y experimentando nuevos retos y sensaciones. Y aprendiendo muchas cosas. ¡Ah! Y no te olvides que siempre puedes volver a tu zona de confort a "coger" tus habilidades y fortalezas. Que las tienes, como todos, y te irán genial para seguir aprendiendo y avanzando hacia tu sueño.

Recuerda: la vida comienza al final de tu zona de confort.

¿A qué esperas? ¡Da el salto ya! ¡A por tu sueño!



Categorías: Coaching

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

1 Comment

Responder Thomasnub
15:45 Eel 6 Ee marzo Ee 2018 
Living in France is one thing desired by many individuals. If you want to live in France then you have to get French property. You can read the advertisement section of the newspapers which has the section of houses for sale in France. After making a suitable choice, you should research about the properties for sale in France. French property is now a days very much wanted also.

If you want to live in France and spend your life there you should select a proper house. French property is not cheap and you need to make a major investment. You must also know about the properties for sale in France at various locations. The houses for sale in France come in different prices depending on the location